Hospitales perdieron 3.000 camas en diez años, pese a consenso médico de su escasez

El Mercurio 28 de Julio de 2008

En el sistema público de Salud: Inflexibilidad para reconvertir camas de menor uso y cambios epidemiológicos y demográficos son las principales causas. Déficit llega a 1.700 camas en el país.

Durante los últimos meses, las autoridades de Salud han echado a andar al menos seis proyectos hospitalarios de envergadura (Maipú, La Florida, Quilicura, Salvador, Viña del Mar, Punta Arenas). Todos ellos, apuntando a suplir la falta de camas que afecta al sistema público de salud, y que según el Ministerio de Salud alcanza las 1.700.

Sin embargo, pese al consenso respecto de esta necesidad, las propias cifras del Sistema Nacional de Servicios de Salud habla de una realidad distinta, en la que durante la última década el número de camas ha decaído permanentemente, al punto de que al año 2006 -el último del que se tienen datos- había 26.228, casi tres mil menos que en 1996, cuando se disponía de 29.004.

Al momento de hacer un diagnóstico, los expertos coinciden en que esta contradictoria situación se debe a la falta de flexibilidad de los servicios de salud, los que están impedidos de “reconvertir” camas dentro de dos servicios clínicos de un mismo hospital. En otras palabras, si faltan camas en cirugía no pueden traspasarse de un ala a otra sin antes hacer un lento procedimiento burocrático que impide reaccionar ante momentos peak o colapsos, como los que frecuentemente ocurren durante esta época, a raíz del aumento de las enfermedades respiratorias.

En definitiva, si hay camas que por razones epidemiológicas o demográficas no son ocupadas intensamente, se cierran y no se redestinan.

“Y hay que entender que cuando uno habla de camas no sólo habla del catre y el colchón, sino de la tecnología asociada y el personal, que debe cuidar del paciente las 24 horas, tanto médico como paramédico”, enfatiza el presidente del Colegio Médico, Pablo Rodríguez.

En el Ministerio de Salud, el subsecretario de Redes Asistenciales, Ricardo Fábrega, entregó luces respecto de las razones que explican el actual menor número de camas.

Éste acota las bajas en los números de camas a cuatro áreas: “La reducción de camas es real, pero se acota a la obstetricia (debido a la disminución en la tasa de natalidad); a los rápidos cambios tecnológicos en la medicina actual, que han disminuido los tiempos de hospitalización de algunas enfermedades y han hecho que otras se conviertan en patologías ambulatorias, además de un cambio cultural en el ámbito médico, que ha llevado a la convicción de las ventajas del reposo vigilado (algo cada vez más frecuente en las enfermedades psiquiátricas), lo que reduce la necesidad de hospitalización”, afirma.

Esas son las circunstancias con las que justifica la autoridad la reducción de casi tres mil camas en la última década, pero durante todos estos años se han acumulado una serie de nuevas necesidades, que no han sido satisfechas. “Son entre 1.500 y 1.700 las camas que necesitamos, pero son principalmente camas críticas”, agrega Fábrega. Él explica que el déficit en camas de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y de Tratamiento Intensivo (UTI) son las que más faltan en el país.

Dentro de los nuevos requerimientos está “el envejecimiento de la población, la necesidad de camas más complejas (y más caras, por el aumento de la tecnología), y la existencia de perfiles epidemiológicos que indican cuándo uno necesita más o menos camas, de acuerdo con factores estacionales”, afirma.

Parte de esa demanda de camas busca ser absorbida por el sector privado, que ha crecido en su número de camas hasta llegar a poco más de 5.000 actuales, según Clínicas de Chile, organismo que las agrupa.

Esto toma forma luego que el año pasado se gastaran $200 mil millones en derivaciones al sector privado desde hospitales.

H. Militar, para enero de 2009

Primero lo iban a demoler para construir torres de oficinas. Después lo iban a traspasar al sistema público una vez que estuviese listo el nuevo recinto en La Reina, antes de junio de 2008.

Pero nada de eso se ha cumplido, y los nuevos planes para el Hospital Militar viejo dicen que recién en enero de 2009 el Ministerio de Salud tomará posesión de él.

“Queremos tomarlo con calma y tener todo resuelto antes de echar a andar ese hospital”, dijo el subsecretario de Redes, Ricardo Fábrega. El recinto de avenida Holanda, en la comuna de Providencia, aportará alrededor de 300 camas al sistema. “Nuestra prioridad es que ese recinto aporte camas, que es lo que más se necesita”, declaró en su oportunidad la ministra Soledad Barría.

La opinión de los expertos

RICARDO FÁBREGA SUBSEC. DE REDES

“Principalmente se necesitan camas de medicina interna y médico quirúrgicas, y ésas han aumentado. Los privados son una buena opción. Ellos están apuntando a capas medias, como los clientes Fonasa Libre Elección”.

PABLO RODRÍGUEZ PDTE. COLEGIO MÉDICO
“La falta de camas se refleja en las listas de espera y las urgencias sobrepasadas, que trabajan al máximo de sus capacidades, pero que no dan abasto. Una solución sería subir el porcentaje del PIB a salud”.

M. EUGENIA ALBORNOZ ASOC. DE CLÍNICAS
“Tenemos la capacidad para suplir las necesidades de aquellas personas que no encuentran cabida en el sistema público. Construir un hospital se demora 10 años; nosotros podemos dar solución al problema ahora”.

RODRIGO CASTRO INVESTIGADOR LYD
“Se necesita reconvertir las camas, ser más flexibles. Se requieren disposiciones legales, que permitan a los directores transformar esas camas que están desapareciendo y que ahora tienen restricciones”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: