Ciencia en Chile: proceso vs. producto

Cartas Pulbicada en El Mercurio / Miércoles 25 de Marzo de 2009

Señor Director:

La comunidad científica ha sido espectadora de la carencia de un programa de desarrollo de la ciencia en Chile, así como de un plan estratégico para implementarlo. Ésta es una política negativa que ha llevado a destinar recursos a diferentes iniciativas que nacen y terminan sin evaluación ni proyección.

Las becas de doctorado, tanto en programas nacionales como extranjeros, no se encuentran coordinadas con la inserción o el retorno de los becados. Los científicos chilenos solventan los gastos operacionales necesarios para la ejecución de sus proyectos, con fondos concursables obtenidos del sistema regular. Pero no existe instancia alguna de obtención de recursos para adecuar la infraestructura física a normas actualmente vigentes de seguridad ni tampoco para adquirir equipos de alto costo que se requieren para estudios básicos y aplicados.

Consecuentemente, la infraestructura física y el equipamiento mayor se encuentran en estado de obsolescencia. No se entiende que para tener una ciencia de nivel mundial se requiera infraestructura y equipamiento al mismo nivel. Adicionalmente, a los proyectos de investigación con mayores recursos se les exige, directa o indirectamente, productos de aplicación inmediata.

Quienes aplican estas políticas no se percatan de que en ciencia es más valioso el proceso que el producto. En efecto, como resultado del proceso se crea conocimiento y capacidad de interlocución con el mundo científico internacional, se forman los mejores investigadores y especialistas y surgen externalidades positivas para el país. La Presidenta ha tenido claridad al respecto, materializada en acciones tan importantes como el reciente apoyo a las humanidades y ciencias sociales en nuestras universidades públicas. No obstante, las políticas aplicadas en las diversas organizaciones de Estado involucradas en el desarrollo de la ciencia y su aplicabilidad no han estado a la misma altura.

Es, por tanto, imprescindible que las autoridades, tanto ejecutivas como parlamentarias, tomen conciencia de este problema y apliquen rápidamente medidas correctivas destinadas a resolverlo.

Prof. Norbel Galanti
Director
Instituto de Ciencias Biomédicas
Facultad de Medicina, U. de Chile

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: